Image-empty-state.png

FRANCISCO ROSALES

PINTOR

Nací en Huixcolotla, Puebla y llegué a la ciudad de México a la edad de 22 años con la meta de hacerme dibujante profesional. Después de dos años de espera, por fin contacté a alguien del medio que me permitía una incursión en una editorial de historietas. Después de un primer diálogo con el dueño de la empresa editorial concluí que de una escala del 1 al 10 estaba en 0.5. En ese momento frustrante tuve también mi primer acierto: no soltar el contacto con el medio que había ido a buscar.

Por recomendación de esta persona llegué a un estudio donde laboraban cinco dibujantes en proceso muy avanzado de aprendizaje bajo la dirección de un maestro oaxaqueño. Al poco tiempo me sentí ya completamente integrado al medio, me sentí como pez en el agua. Sólo era cuestión de tiempo y de mucha práctica de los elementos técnicos de la especialidad. Fue un trayecto de casi 9 años para asimilar todo lo necesario, para ser mi propio patrón. Y así pasó. Fechas exactas no las tengo ya que no fueron trascendentes para mí. Agregaré que todo este tiempo mis colaboraciones siempre fueron bien remuneradas en múltiples títulos que se publicaban en esa época dorada.

Conocí a casi todos los maestros de la especialidad y a continuación mencionaré algunos: de editorial Novaro; Galán, Santillán, Cardoso, Fausto Buendía y José Hernández. Con este último colaboré en los dominicales de El Halcón Negro, Héroes del Oeste, entre otros títulos, todo esto para el Periódico La Prensa. En Vid, ya como dibujante independiente conocí a Juan Alba, creador de El Pantera; Sixto Valencia, creador de Memín y Destinos Opuestos; Fausto Buendía Morales, creador de El Chicano; Rubén Lara, quien dibujada Fantomas; Rafael Merino y José Cabezas Merino.

No obstante, y como nada es para siempre, la historieta cumplió su ciclo y todo terminó con la era digital. Sucedido ésto y después de un largo receso opté por incursionar en el color y así inicié con ‘Estampas Mexicanas’ haciendo a la vez crítica social con ilustraciones muy coloridas de mexicanos muy pobres.

Así comencé a exponer mi material teniendo la Galería de Carolina O’Farril en la ciudad de Puebla como mi punto de partida. Dichas exposiciones tuvieron mucho éxito por la originalidad y el colorido que aplicaba. En 2013 fui partícipe de una exposición colectiva en la que participaron 19 países incluidos exponentes africanos. De esa experiencia concluí que estaba en un buen camino ya que mis obras fueron muy elogiadas y vendí 6 de 15. Posteriormente, presenté ocho exposiciones más. La octava fue en la Casa de Cultura de la Ciudad de Puebla en la sala Héctor Azar con mucho éxito al presentar técnicas novedosas predominando el contraste de negros. Dicha presentación se apegó a la crítica social con imágenes 100% mexicanas revolucionarias teniendo una excelente aceptación por parte del público. De esta manera me encuentro involucrado 100% en las artes plásticas.

Esto es una breve semblanza de mi trayectoria hasta el día de hoy.

Add a Title
Add a Title
Add a Title
Add a Title